viernes, 23 de noviembre de 2012

5 películas para acabar con el "sexo gris"



    Bueno parecía razonable pensar que el Hollywood reseco de ideas que nos toca vivir no tardaría en lanzarse a hacer su versión de 50 sombras de su p*t* madre y así ha sido. Los chats y foros arden ante miríadas de fans que postean a sus posibles favoritos para los distintos papeles. Hasta donde tengo entendido, Mat Bomer, Alex Pettyfer y Zac Effron encabezan las listas de candidatos a encarnar a Christian Grey dejando claro el percal que se gastan las Grey-adictas. Sea cual sea la decisión, mis condolencias al escogido porque va a tener que estar a la altura de cientos de millones de imaginaciones lascivas (aunque como lo consiga...)
     En fin que para seguir con el artículo anterior [5 libros para acabar con el "sexo gris"] y combatir esta plaga, ahora también en film, recomendamos 5 títulos cinematográficos con contenido erótico de calidad Gonzo.

¡OJO! He dicho ERÓTICO y no pornográfico. Pero si aún no ha quedado claro, dejemos que lo reafirme el hombre más sensual del universo conocido: Zapp Brannigan



1. Suavemente me mata, Joseph Fiennes & Heather Graham  Una historia de pasiones obsesivas con toques de thriller, como tantas otras. Sin embargo a pesar de su discutible calidad narrativa, se ha ganado su derecho a estar en esta lista por una escena en particular:



2. Nueve Semanas y media, Mickey Rourke & Kim Basinger  Al igual que en el caso anterior, la película trata sobre Elizabeth, una mujer fuerte e independiente que empieza una tórrida relación con John, un hombre al que apenas conoce. Pero las cosas no tardan en salirse de madre y los juegos sexuales de John son cada vez más parecidos a castigos de humillación y dominación... En resumen, sexo, guapos, guapas y un chile picante. Además cuenta con la mítica y ultra parodiada escena del striptease con Joe cocker cantando "You can leave your hat on". Extremadamente recomendable de ver, al menos si se está en compañía.



3. El último tango en París, Marlon Brando & María Schneider  Marlon Brando, María Schneider, Mantequilla: Boom. Esta obra maestra del género surgió de la fantasía sexual de su director Bernardo Bertolucci, de ver un día a una desconocida por la calle y f*ll*r sin que medie una sola palabra. Excitante (recibió una calificación de X en su estreno) y muy cruda, es de visión obligatoria.



4. Contra la pared, Birol Ünel & Sibel Kekilli  Una historia de amor que empieza al revés, protagonizada por un hombre alcohólico, maduro y sólo y una chica mucho más joven que se debate entre abandonar su represiva familia y no romper el corazón de su madre. Salvaje a veces, a veces divertida, y en líneas generales bastante triste. Una buena película, con su adecuada dosis de sexo.



5. El cartero siempre llama dos veces, Jack Nicholson & Jessica Lange  Sórdida y negra, tanto la película como la relación entre sus dos protagonistas: Un buscavidas sin escrúpulos y la atractiva esposa del dueño de un café de carretera. Después de verla, es posible no volver a comerse una barra de pan sin ser asaltado por las dudas sobre qué estarían amasando las manos del panadero...



NOTA AL PIE: Sé que se me quedan en el tintero muchísimas películas. Así que, si a mis lectores les parece bien, aceptaré sugerencias en los comentarios para hacer el Vol. II

martes, 20 de noviembre de 2012

5 libros para acabar con el "sexo gris"

   
      Actualmente parece imposible ser mujer y no leer o haber leído 50 sombras de Grey. Por todas partes me encuentro con amigas con dedos vendados que me hablan maravillas de esta trilogía, de lo erótico y excitante de la misma, de lo duras de las escenas sexuales, de las quejas del vecino de abajo por las repentinas goteras... Así que me he lanzado ávidamente sobre sus páginas para ver si es cierto lo que se dice de este tratado de la combustión espontánea.

   Crítica: Decepcionante en todos sus aspectos. Aburrida, predecible, y con unos personajes principales que son dos clichés con patas. Y entrepiernas, claro. Para hacerse una idea, estos libros son a la literatura erótica lo que los cigarrillos al tabaco. Un producto adulterado, edulcorado y empaquetado para el consumo rápido, pero con un índice de popularidad tan elevado que te obliga a autoconvencerte de que en realidad sí ha resultado ser todo lo que te esperabas para no quedarte fuera de onda (esta metáfora es aplicable también a los palitos de pescado, con los que el protagonista comparte muchas características). Quizás esta crítica cobre mucho más sentido si destapo que estas novelas empezaron a escribirse por la autora en foros de fans de Crepúsculo.
 
   Por eso, y si realmente gustan de este tipo de relatos, desde el Andén Hueco recomendamos 5 títulos que no sólo son excelentes libros desde el punto de vista literario, sino con un contenido sexual capaz de hacerte eyacular a través de las pupilas. Con el sello Gonzo de calidad erótica [Inventando relatos picantes desde 2002]


1. Crash, de J.G. Ballard  Nada que ver con la película homónima del 2004. Crash es una historia oscura sobre un escritor que tras tener un choque frontal en el que mata a otro conductor, se ve envuelto en un extraño y sórdido mundo de fetichistas de los accidentes de coche. Sexo, drogas, adulterio y parafilias de lo más retorcidas llenan el libro, escrito en 1973 en pleno apogeo de los psicotrópicos. Crash no es sólo explícitamente sexual, también es un descarnado análisis de la sociedad moderna, deshumanizada y enloquecida narrado de forma autobiográfica por el propio autor. Inolvidable además el personaje de Vaughan, un especialista de cine obsesionado con la idea de matarse junto a  Elizabeth Taylor. Te guste o no, Crash es un libro ante el que es imposible quedar indiferente.


2. La Imagen de la Bestia, de Philip José Farmer  Posiblemente uno de los libros más extraños que haya leído. La imagen de la Bestia lo tiene todo: Hombres lobo, vampiros, extraterrestres, un fantasma español y ninfomaníaco, películas Snuff, conspiraciones, bestialismo y en el centro de todo Herald Childe: detective de la policía de Los Ángeles. Un libro disparatado, barroco y plagado de humor negro. La imagen de la Bestia es lo que toda película porno aspira a ser: Un producto saturado de sexo salvaje y que, una vez terminado el onanismo, se sigue leyendo por lo extremadamente entretenido de su argumento.



3. La filosofía en el tocador, del Marqués de Sade  Qué mejor referencia para esta obra que estar escrita por el hombre que dio lugar al término "sadismo". A lo largo de sus páginas, varios personajes encabezados por el perverso Dolmancé y referidos a sí mismos como "Los Educadores" se dedicarán a corromper de toda forma posible a una joven adolescente llamada Eugenia, hasta el punto de terminar esta deleitándose con el asesinato y tortura de su propia madre. Intercalados con los episodios más depravados, La Filosofía en el Tocador aúna las ideas políticas, morales y religiosas del propio marqués, la mayoría expresadas por boca de Dolmancé. Aunque farragosas de leer, muchas de estas ideas resultan ser sorprendentemente  progresistas para la época (a fin de cuentas el Marqués de Sade era, en fin, marqués), y no escasean las exaltaciones al ateísmo, al republicanismo y en general a la destrucción de toda limitación y atadura moral. A mi parecer, 50 sombras de Grey es realmente la versión ultradescafeinada y para tontos de esta obra. Ejemplo claro lo encontramos en el argumento (la perversión de una joven virginal) y en los personajes principales: Dolmancé es un caballero poderoso, rico y extremadamente apuesto y Eugenia una adolescente pura e ingenua que acaba sometiéndose a cuanto degenerado acto sexual le proponen sus tutores. Yo personalmente me quedo con una reflexión de su protagonista "La mejor forma de practicar la sodomía es dejar que la receptora acumule varios días sin defecar, a fin de depositar la propia semilla en tan esponjosa superficie".


4. Escupiré sobre vuestra tumba, de Boris Vian  A los que, como a mí les guste la novela negra, éste les parecerá el mejor título de la lista. Una historia no muy larga sobre un hombre, Lee Anderson, que se traslada a una pequeña comunidad blanca y sureña de los Estados Unidos. Allí empezará a trabar amistad rápidamente con los adolescentes de la zona, amistad que no tardará en degenerar en orgías de sexo y drogas de toda clase. Sin embargo, hay algo en la postura de Lee, en sus hombros cargados, en su expresión torva, que no parece encajar. Y es que Lee oculta un secreto, y está muy, muy enfadado. Escrita por el francés Boris Vian en 1949, esta novela ultraviolenta y salvaje fue prohibida de forma inmediata en diversos países por ser considerada pornográfica e inmoral a lo que la editorial respondió sacando al mercado una versión censurada. Por fortuna unos años más tarde se reeditó el escrito original y hoy ya la podemos disfrutar tal y cómo la concibió su autor, con una pluma que destilaba bilis en lugar de tinta en cada letra. Lástima que a pesar de ser una obra magnífica, no inspirase una canción como hizo su genial "Lobo Hombre en París".


5. El amante de Lady Chatterley, de D.H. Lawrence  Si bien este no es precisamente uno de mis libros favoritos, me parece obligatorio incluirlo en esta lista. El amante de Lady Chatterley es sin lugar a dudas el padre de toda la literatura erótica actual, tanto en el lenguaje usado para describir las escenas como en el estilo narrativo de la propia obra. Esta novela narra la historia y encuentros de una mujer de la clase alta británica, casada para su desgracia con un potentado tetrapléjico, y su amante, un cantero de baja extracción social también casado. Dado lo detallado de las descripciones del sexo entre sus protagonistas, así como la inclusión de palabras consideradas tabú en aquella época, la novela publicada originalmente en Italia en 1928 fue prohibida en principio y luego reeditada tras los voraces recortes de la censura. De hecho en el Reino Unido no se publicaría el texto original y sin adulterar (conocido como la edición inexpurgada de Orioli) hasta 1960 y aún así la editorial Penguin se vería obligada a enfrentar un juicio por violar el acta de publicaciones obscenas de 1959. Puntos en contra es que quizás pueda resultar melosa en exceso y cursi a ratos. Puntos a favor, su novedoso trato del sexo no como algo pecaminoso o depravado, sino como un acto que no sólo nace de una necesidad física sino que integra (o debería integrar para su total satisfacción)  la mente de quienes lo practican. [Ocupa el puesto 39 en la lista del diario Le Monde de los 100 mejores títulos del S. XX]

martes, 16 de octubre de 2012

Nunquam Sicut Ceteri

   
       A pesar de que el tiempo le ha quitado claridad a la vista, cada noche C. se sienta en el borde de una cama a medio deshacer y la mira a través de los años con la luz del millar de soles que brillaban en su sonrisa. Cuando lo hace, recorre al mismo tiempo con la punta de los dedos las arrugas que enmarcan su cara. Cicatrices de batallas libradas en lo más íntimo de noches que duraron demasiado y fueron demasiado oscuras. Marcas aquellas que empezaron a grabarse en su piel el día en que ella tomó una decisión en la que la razón y las heridas pesaron más por vez primera que las palabras y los sueños regalados. 
Incluso ahora en que el devenir de la vida ha tendido puentes sobre muchas grietas, a C. le resulta difícil abarcar el coste que aquellos dos besos de despedida debieron suponer para ella.

     Mientras sus manos avanzan por los caminos que el dolor dibujó en su rostro, su cabeza desgrana los  pedazos de vida que se fueron cosiendo el uno en el alma del otro durante casi un lustro, como un viejo soldado recordando antiguas batallas. Es un ritual en el que sostiene ante sus ojos cada momento, lo examina con cuidado y lo deja de nuevo en su lugar siempre con la misma delicadeza, así sean tristezas o derrotas o alegrías o culpas. 

    A veces esto le toma  unos minutos y otras le lleva más tiempo porque su memoria ya no es lo que era. Sin embargo, el final de este extraño vía crucis personal siempre llega de la misma forma. Tumbándose por fin sobre la cama con el balance total de emociones emborronado en el centro de su ser. Allí donde siempre resulta, inmutable a cualquier variable, la gratitud. 

      Así pues señorita, gracias. Porque me aceptaste sin reservas aún cuando fuera tan hermético como un tupper en el vacío. Porque diste muchísimo y me dejaste que hiciera otro tanto. Por creerte mis palabras, que son todo lo que tengo.

     Ahora créeme si te digo que cada día me esfuerzo por curar algunas de las heridas que toda esta situación me ha dejado e intento reflejarte eso de alguna manera. Pero ayer me olvidé que las heridas escuecen mucho cuando se intentan curar con alcohol y entonces se aúlla y se aprietan los dientes y se dan taponazos a ciegas para calmar el picor. Y si alguien tiene la mala suerte de estar cerca se lleva un golpe, cruel, injustificado y sobre todo sin sentido. Ayer te di uno de esos golpes (a otros lectores, esto es una metáfora. De momento no me ha dado por ser un maltratador). Y lo siento muchísimo.

    A tu juicio, a tus ojos a miles de kilómetros de aquí dejo esta entrada. Lo hago sabiendo que de los dos, siempre fuiste la mejor persona y esperando que recuerdes, Señorita, que una vez escribí sobre un reencuentro. Que te hice un juramento que no pienso romper. Que no puedo olvidar que una vez me salvaste literalmente la vida. Que te quiero de la forma en que sea posible hacerlo y eso va más allá de las noches en blanco. Pero por encima de todas las cosas y antes de desbarrar por los telúricos cerros de Úbeda, que lo que empezó siendo único no debiera terminar como el resto, porque los clichés no existen entre dos personas que no son como los demás.

    Francamente, no estoy seguro de poder escribir algo más, porque no sé si sabré llegar hasta ti ahora. Pero sobre todo porque un montón de putas lágrimas me están empantanando el teclado. Dejo aquí dos posdatas musicales que no he parado de escuchar en los últimos meses, porque la verdad sea dicha, son muy bonitas.
 Pero sobre todo porque me las creo.

 Esta sí es una entrada para ti, Tamara. Siento ser un capullo más veces al día de las recomendadas por la OMS. Pero si aún estoy en disposición de pedir favores, entonces te pido que leas esto.

P.D: Marwan me sigue pareciendo una puta mierda. 

 

jueves, 19 de julio de 2012

El Cuentacuentos


Hace unos cuantos años, cuando yo era aún un churumbel que disfrutaba de lo que podía encontrar en su nariz, ponían por las tardes en Televisión Española esta magnífica serie. Aunque comenzó a emitirse en 1987, un año después de mi llegada a este mundo, la magia de las reposiciones nos permitió a unos cuantos disfrutar de ella aún si éramos demasiado jóvenes para entenderla del todo. Hace poco la redescubrí en Youtube por casualidad y se me pusieron los ojos como dos tomates por el puro hostión de tantos años de nostalgia. Así pues, qué menos que hacerle un hueco a esta joya aquí, justamente en el Andén Hueco.

 El Cuentacuentos es una serie de Jim Henson, el mítico creador de los teleñecos y Anthony Minghella, el escritor y director de maravillas como Cold Mountain, El Paciente Inglés y el Talento de Mr. Ripley. Y así, a través de la figura del cuentacuentos, un carismático y misterioso personaje (interpretado por el 2 veces nominado al Oscar, John Hurt), se presentan distintos cuentos antiguos provenientes de la tradición y el folklore de toda Europa.
  Aún contando con escaso presupuesto, el inconfundible estilo de las historias antiguas, los diálogos, la banda sonora y la estupenda narración del propio cuentacuentos  hacen que nos olvidemos completamente de las espadas de cartón y los diablillos de látex, y nos deje un gustito de lo más agridulce a morriña por aquellas fábulas de antes que nada tenían que ver con niños magos o vampiros.
La lástima es que tan sólo se realizó una temporada de 9 capítulos. Se intentó relanzar la serie con una segunda temporada unos años después en una versión con mitos griegos pero, aunque también buena, carecía del mismo encanto. Tras cuatro episodios sería cancelada y este entrañable y genial personaje no volvería jamás.


Desde luego, es una serie que va a ir directa a la carpeta de cosas con las que mis futuros hijos van a crecer, junto con el Hobbit y un látigo de siete colas (la disciplina es fundamental). Y es una pena que cosas con esta calidad narrativa no se hagan ya a nivel infantil. Y te miro a tí, Dora la Exploradora.




De verdad, merece la pena ser vista y más por todos aquellos que como yo disfrutan sobre todo y por encima de todas las cosas con el singular arte de contar cuentos. O con los perros parlantes (que lo hay).
Así pues, y sin más dilación os dejo con una de las mejores frases introductorias desde "Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana..."


"Cuando las gentes sabían de su pasado a través de los cuentos, explicaban su presente contándose cuentos y predecían su futuro con cuentos... El mejor lugar de la casa junto al fuego se le reservaba siempre al Cuentacuentos" 



Nota: Para las versiones en castellano id siguiendo la cuenta del Uploader MsQueenVasti.

jueves, 5 de julio de 2012

El precio de lo correcto



Hace poco más de un mes fallecía a los 73 años la fotógrafa y periodista freelance Mary Beith. No hay mucho de significativo en la vida de esta británica especializada en cultura gaélica y sin embargo, en 1974 publicaría una de los fotos más impactantes en la historia de las portadas nacionales del pasado siglo. Como podréis ver, en ella se ven a una serie de Beagles sujetos a un extraño dispositivo frankensteiniano y forzados a respirar a través de unas mascarillas repletas de tubos y émbolos. La foto se titula (muy acertadamente) "The Smoking Beagles" esto es, los Beagles fumadores.




La historia detrás de la foto:
     En Verano de 1975, Mary Beith, trabajaba de forma independiente para el diario The People. Su redactora jefe le encargó que se infiltrase en los laboratorios de la compañía ICI (Imperial Chemicals Industries) para realizar una investigación que corroborase una serie de rumores iniciados unos años antes, sobre el trato cruel dado a los animales usados en investigación.
     Durante 7 días, mrs. Beith se hizo pasar por una trabajadora en pruebas en los laboratorios de la localidad de Macclesfield. Y aunque hubo de sacar las fotos dos veces (en la primera puso los dedazos en el objetivo), antes de terminar esa semana se estaría presentando en la redacción con la mítica instantánea.
      El artículo que acompañaba la imagen revelaba que aquellos perros estaban obligados a aspirar el humo equivalente a 30 cigarrillos diarios para investigar los efectos del tabaco en el organismo.
      La foto sería portada en la tirada nacional, y desencadenaría toda clase de polémicas en el país, incluyendo revueltas protagonizadas por diversos colectivos en defensa de los derechos de los animales.


La polémica:
     El crédito a los rumores que darían lugar a esta investigación  estaba bien  fundamentado. En 1971, el patólogo americano Oscar Auerbach había publicado una investigación basada en estudios en los que obligó a un total de 86 perros Beagle traqueotomizados a inhalar mediante un tubo entre 6 y 12 cigarrillos sin filtro al día. De los 86 perros utilizados, aproximadamente 20 llegarían a desarrollar cáncer de pulmón, 19 de ellos morirían antes del término de la investigación, y el vigésimo sería sacrificado poco después.
    Esta investigación fue una de las primeras en aportar datos fehacientes, científicamente válidos y de gran importancia sobre los efectos nocivos del tabaco en el organismo. Y también es uno de los ejemplos más flagrantes de la crueldad en el uso de animales en investigación.

 Como Dr. Gonzo que soy, he estado familiarizado con el trato dado a los animales en laboratorios e incluso he estado presente durante las perfusiones en ratones para muestras, que consisten en la sustitución de la sangre del ratón por un fluido fijador mientras aún vive, para posteriormente viviseccionarlo. El animal, eso sí, permanece anestesiado.

  Con esto quiero decir que no soy personalmente ajeno a las burradas llevadas a cabo con toda clase de criaturas en nombre de la ciencia y mentiría si dijera que es plato de mi gusto. Sin embargo, los datos obtenidos a partir de este tipo de investigaciones no dejan de ser de una importancia capital para el progreso científico, sobre todo en los campos de la biomedicina y la farmacología.

Por ello me gustaría suscitar un pequeño debate entre aquellos de mis lectores que todavía estén por ahí sobre el uso y necesidad de los animales en las investigaciones médicas y farmacéuticas. Así que...

 ¿A favor - En contra?

viernes, 29 de junio de 2012

Experto microbiólogo declara:


" Se podría informar un poco, los virus no se curan, no tienen tratamiento, los antibióticos son para las enfermedades provocadas por bacterias, no virus.
Que le diga a la gente que tiene SIDA que se tome un Clamoxil XD"









sábado, 23 de junio de 2012

Madrugadas a fuego



     Hoy es San Juan y cuando miro hacia el mar, a la playa, veo la noche herida por casi tantas luces en tierra como las que arden antiguas en el cielo. El aire sopla con fuerza y trae el olor dulce y picante de la madera. Y también, porque así es el género humano, el olor acre, denso y pegajoso del caucho y el plástico que algún imbécil ha decidido ofrecer en sacrificio.

     Aún en estos días, esta sigue siendo una noche mágica. Sin meigas, aquelarres, cánticos o luminarias de San Telmo, esta sigue siendo una noche donde todos nos volvemos, cada cual a su manera, paganos que veneran a un Dios tan viejo como el corazón del sol más viejo. Tal es la atracción del fuego, que hasta los más borrachos se acaban sentando frente a él y dejando que su vista se pierda en el burlón e imparable baile de chispas y llamas.

     Qué ven, eso es cosa de cada uno. Para algunos, el fuego consume las penas que el alcohol no puede borrar. En otros aviva las alegrías de una noche que anuncia verano y libertad. Y seguramente para unos pocos, más espirituales o más sobrios, el fuego señala el comienzo de algo, de una nueva etapa, tal vez.

Muchos también queman en esas hogueras el pasado, y se encargan de  alimentarlas con apuntes de clase, libros o fotografías. Iconos de los demonios cotidianos que desean exorcizar de la memoria.  Y según corra el alcohol o la nostalgia, incluso lágrimas y recuerdos acabarán también evaporándose en ellas...

   Puede ser que en algún lugar, esta noche,  una parte de mi pasado esté igualmente quemándose en una pira que no he construido. Lo que quede de él cuando llegue la mañana (si hay alguien lo bastante empeñado en mantener la hoguera), lo dirá el tiempo. Quizás, como el humo, se convierta en un aroma dulzón, que hace llorar los ojos cuando se respira pero que no tarda en disiparse para siempre. O quizás se convierta en brasas, en rescoldos que se mantienen, tozudos, esperando a que los reaviven o los pisotee un patán inconsciente para demostrar que puede, literalmente, caminar sobre ellos por amor.

     E ironías de la vida, aquello que hoy pueda quemarse, empezó un día sobre el papel, quemando cartas en una playa.





sábado, 16 de junio de 2012

Guía Dr. Gonzo de supervivencia Zombi: II




Capítulo I: Origen y Anatomía Zombi

 Antes de saber cómo combatir al enemigo debemos estar al tanto de quién o qué es. El axioma de Sun- Tzu "Conoce a tu enemigo" no podría ser más cierto en este caso. A priori más de uno se preguntará a qué c*ñ* tanto mareo, cuando de todos es sabido que basta con reventarles el cráneo y se acabó el asunto.  Cierto aunque con un rotundo PERO. Los zombis, señores, causan terror. Más aún, pánico. Son profundamente antinaturales y su mera visión provoca en el ser humano un miedo atávico que en la mayoría de los casos impide reaccionar con rapidez. Sin embargo la información ES poder, y conocer a fondo a estas aberraciones de la Naturaleza aporta ilusión de control y mejora nuestra capacidad de sobrellevar su visión y enfrentarlos. Así pues, comenzamos:


 Origen Histórico

   Los muertos vivientes llevan tambaleándose en las sombras desde el mismo amanecer del hombre. La historia escrita de todas las culturas tiene referencias a estas criaturas, si bien retorcidas por la mitología y la religión. Los Ghouls árabes, los Jiang-shi chinos y coreanos, el Wendigo algonquino, los Necrarii de Europa del Este, los Raksasha hindúes o los Revenant de Gran Bretaña y Normandía son sólo algunos de los muchos ejemplos que prueban este hecho. Y aunque existen ciertas diferencias entre ellos, sin duda atribuibles al folklore local, todos comparten ciertos elementos. Todas son criaturas muertas que vuelven a la vida, rondan cementerios y se alimentan de los vivos. Desde luego, la distancia geográfica que media entre todos estos lugares en combinación con sus similitudes no es mera casualidad. Existe cierto patrón. Sin embargo, lo que realmente preocupa es el cómo se forman los zombis.


Creación

  De todos los apartados de esta guía este es con mucho el más desconocido. De hecho, la falta de conocimiento a este respecto es inversamente proporcional a la cantidad de teorías que intentan explicarlo. Aquí vamos a enunciar las que consideramos más importantes.

   
  El Vudú: A esta religión le debemos el vocablo "zombi". En la tradición de la santería centroamericana y caribeña de raíces africanas, un hechicero lo bastante poderoso era capaz de esclavizar  los cadáveres de sus enemigos y usarlos como sirvientes para toda la eternidad. No obstante esta forma es a día de hoy, totalmente descartable como origen de los muertos vivientes, pues en todos los testimonios y tratados sobre el tema, ninguno describe el ansia de carne humana tan característica de los no muertos. Al parecer es mucho más probable que se tratase de un envenenamiento mediante el uso de algún tipo de droga hipnótica y que más que cadáveres reanimados fueran pobres desgraciados hasta el culo de opiáceos.

  La Hipótesis del Solanum de Brooks (Brooks, 2004):  En su Guía de la Supervivencia, Max Brooks plantea que el origen de la infección es un extraño virus, al que denomina Solanum. Según esta teoría, el Solanum viaja a través de la sangre y atraviesa la barrera hematoencefálica para atacar a las neuronas del lóbulo frontal. Cómo y porqué posee ese grado de especificidad es desconocido. En un período de aproximadamente 23 horas, la actividad metabólica y, digamos, vital del individuo cesa por completo. El cerebro se convierte en un órgano capaz de funcionar en condiciones de total anoxiay el individuo revive con tan sólo las funciones motoras y apetitivas más básicas. Sin embargo, la falta de estudios que respalden esta teoría la hace, a mi parecer una candidata secundaria para explicar el origen de la plaga no muerta.


   Las Drogas: No nos es ajeno el que la mayor parte de los flipados de las conspiraciones gubernamentales afirman que el gobierno posee drogas capaces de inhibir la voluntad y convertir a la gente en zombis. Sin embargo algo hay de verdad en estas teorías. Hay todo un abanico de fármacos con capacidad para inhibir la actividad cerebral, neurolépticos en su mayoría como el Haloperidol o ansiolíticos como las benzodiacepinas cuyos efectos secundarios a nivel motor coinciden con los anteriormente mencionados. Por otra parte, drogas alucinógenas como la ketamina o el LSD generan experiencias extracorporales, disociación, agresividad y no es infrecuente que se hayan dado casos de canibalismo entre sus consumidores. De hecho, hace poco llegó a mis manos la noticia de un hombre en Miami, Rudy Eugene, que había sido abatido por la policía cuando devoraba la cara de un indigente. Aún más escalofriante, el hombre ignoró por completo las advertencias de la policía y por toda comunicación emitió una serie de gruñidos. Hicieron falta varios disparos para detener a Eugene, a quien el Miami Herald ha bautizado acertadamente como "El zombi de Miami." El informe forense reveló que Eugene se hallaba bajo los efectos de un derivado del LSD encuadrado dentro de una familia llamada de forma genérica "Bath Salts" o "Sales de baño".


NOTA: Esta última noticia es cierta y no tiene nada de gracioso. La víctima, Ronald Poppo de 62 años,  se está recuperando en un hospital, afortunadamente, aunque cabe la posibilidad de que quede permanentemente ciego. Algunos detalles sobre la noticia Aquí.

Anatomía

  El ANSD (Síndrome de Degeneración Neurodegenerativa Atáxica y de la Saciedad, Schlozman, 2009): Schlozman, profesor adjunto de psiquiatría en la universidad médica de Harvard, llevó a cabo una profunda investigación en distintas fuentes hasta conseguir un análisis pormenorizado de la neuroanatomía de un zombi.    Hasta el momento es con mucho la teoría más exacta al respecto. De hecho aquí tan sólo resumiré lo básico, sin embargo un artículo más profundo puede encontrarse en su libro The Zombie Autopsies: Secret notebooks from the Apocalypse (eso sí, en inglés):


  •  El Lóbulo Frontal: Schlozman concluye que el lóbulo fontal, la parte del cerebro encargada de coordinar y relacionar prácticamente toda la información neural, se halla severamente dañada, aunque no totalmente destruida. Mantiene cierta capacidad para procesar el input proveniente del Tálamo, y por tanto, permitiendo al zombi ver y oír con un rango limitado. Sin embargo el daño masivo en esta parte del cerebro implicaría la pérdida de la capacidad del lenguaje, atención selectiva, conducta moral y ética, conciencia, razonamiento y ejecución de la conducta motriz, todo un conjunto de síntomas totalmente reconocibles en la conducta de un zombi.
                             
  •  La Amígdala y Corteza Cingulada Anterior: La amígdala es junto con el sistema límbico, la principal promotora de las emociones más primitivas. Entre sus muchas funciones, la amígdala genera la respuesta de ataque - retirada presente en todos los animales, y más intensamente en predadores. Los zombis tendrían una amígdala completamente funcional. Esto se une a una disfunción total en la corteza cingulada, que en condiciones normales modera la respuesta emocional de la amígdala hasta obtener una mejor respuesta proveniente del lóbulo frontal. El resultado de todo esto es, entre otras cosas, hiper-agresividad.

  •  El Hipotálamo - Núcleo Ventromedial: El núcleo ventromedial del hipotálamo es la zona encargada entre otras cosas de la regulación del apetito, enviando las señales que indican cuándo estamos hambrientos y cuándo estamos saciados. Al estar dañada en el caso de los zombis, las lesiones en esta zona conllevarían hiperfagia (la necesidad compulsiva e imparable de comer). No obstante, es irónico destacar que los zombis carecen por completo de actividad digestiva. Este hecho ha sido comprobado al haberse encontrado trozos intactos de sus víctimas tan sólo afectadas por la descomposición bacteriana pero sin efecto de actividad enzimática estomacal. Y dado que tampoco defecan, pues carecen totalmente de motilidad intestinal, generalmente la comida se acumula en sus cavidades abdominales hasta que revientan.

  •  El Cerebelo y los Ganglios Basales: Ambas son partes del sistema nervioso relacionadas con la coordinación y movimiento. Concretamente los Ganglios Basales (Globo Pálido, Núcleo Caudado y Putamen) controlan la coordinación motora voluntaria y el aprendizaje de conductas motoras; y el Cerebelo el equilibrio y las funciones motoras voluntarias finas. Las alteraciones en estas zonas generan Parkinsonismo (temblor, rigidez, trastornos posturales caracterizados por caminar inclinado y con los brazos flexionados hacia delante), Bradicinecia (dificultad para empezar y completar movimientos nuevos acompañado de un andar lento y rostro inexpresivo) o Ataxia (problemas motores, movimientos involuntarios, una forma de caminar característica con las piernas abiertas y balanceos adelante y atrás del tronco, etc...).


  • Origen Biológico: Por último, el aspecto menos concluyente del estudio es precisamente el que más nos preocupa. Schlozman parece decantarse por un origen vírico de este cuadro sintomatológico, apoyando las investigaciones de Brooks. Pero parece haber pruebas que sugieren un origen endógeno, una muerte celular masiva que deja al sujeto en el estado descrito y cuyo origen podría ser genético (Corzo y Cols. 2012)

Conclusión

El origen de los zombies sigue estando oculto, principalmente porque apenas hay constancias de brotes, y muchos de éstos son en realidad achacables a otras causas antes que a un levantamiento de los muertos. Por tanto el acceso a la información es escueto y las fuentes son más que dudosas (con una amplia mayoría de los típicos cretinos endogámicos del sur de USA). Sin embargo, es una suerte que existan investigadores cuyo trabajo, apenas reconocido y en absoluto remunerado, nos acerque cada vez más a posibles soluciones ante lo que podría ser, en caso de existir, una amenaza para toda la raza humana y el planeta entero. Desde aquí seguiremos informando.
A pesar de todo queda claro que el centro de la actividad de un zombi está en su sistema nervioso central y que la eliminación expeditiva de este resultará en su total destrucción.
 En la próxima entrega, estrategias defensivas, armamento disponible en España y equipos de escape. Y recordad " El único zombi bueno es el zombi mu... ehh.... sin la p*t* cabeza!!"